martes, 5 de octubre de 2010

TRISTEZA

Hace mucho que no escribo… lo mismo algunos os preguntareis porque… o no… Bueno la primera razón es que he estado fuera haciendo un viaje increíble por Australia… pufff una pasada, pero de eso ya hablaré en otro momento…

El caso es que volví hace una semana y media y me ha pasado algo que no logro entender… estoy triste, desanimada, incluso voy a atreverme a decir que un poco deprimida.

Volver al trabajo ha sido casi traumático y tampoco es para tanto, pero el día antes de la vuelta casi me hecho al suelo con una rabieta como los niños llorando y gritando “no quiero ir”, “no quiero ir”. Seguro que pensáis que eso os pasa a todos cuando acaban las vacaciones, a mi no me suele pasar, es decir, si que prefiero estar de vacaciones pero suelo llevar bien la vuelta y sin embargo esta vez he tenido como una revelación: no quiero seguir en este trabajo, no me motiva nada, llevo tres años aquí y siento que no he evolucionada nada y no por falta de ganas, y con evolucionar no digo promocionar simplemente aprender cosas nuevas, sentir que el trabajo que realizo sirve para algo…

Lo sé, lo sé, estoy siendo tremendista, y mucho pensareis, suerte que tienes trabajo o si no te gusta búscate otra cosa, tenéis tooooodddaaaaa la razón, pero no lo puedo evitar, hoy me apetecía auto compadecerme y desahogarme.

También ha ocurrido otra cosa para la que he intentado estar preparada mentalmente y que creo que al haber pasado con este bajón en el trabajo me ha afectado más aún.  Hace unos meses el Sr Ratón y yo llegamos a la conclusión de que queríamos tener ratoncitos y que era el mejor momento, así que el mes pasado decidimos que ya podíamos empezar a intentarlo porque que mejor momento que está de viaje en algún sitio donde estuviésemos relajados y donde mejor que durante algo que nos encanta hacer que es viajar..

Me he repetido durante estos meses que quedarse embarazada no es tan fácil como parece, que he de tener paciencia y que no pasa nada si pasan unos meses y no ocurre, pero como en los dibujos animados cuando sale un angelito en un hombro y un demonio en el otro, también me repetía, buahh seguro que a la primera lo conseguimos, toda tu familia es muy fértil, siempre están diciendo eso de “yo con mirarme con mi marido ya me he quedado embarazada”, y mira todas tus amigas…” joe yo a la primera”, “yo casi ni me di cuenta” etc..  Y con esa cantinela ha pasado todo un mes, un mes en el he estado pensando aunque no lo dijese que creía que si, sugestionándome a mí misma, viendo claramente síntomas de embarazo… así que sin querer esperarme a la primera falta me hice una prueba el Domingo.. que dio negativa, me quede perpleja.. pensé esto no puede ser debe ser que aún era pronto para hacérmela.. así que no le dije nada a mi sr.ratón.
Y el Domingo por la noche tenia claros dolores de menstruación, pero aunque por una parte me decía mentalízate no estás embarazada, por otro tenia la pequeña esperanza de que fuese un síntoma más, pero ayer quedo claro bajándome la regla que no estoy embarazada, he tenido un mogollón de sensaciones encontradas, desde incredulidad, a frustración, a sentirme estúpida por hacerme ilusiones tan pronto y tonta por sentir una ansiedad que desde el principio me había planteado que no me iba a pasar y lo peor me he sentido un poco inútil por no haberme quedado..como si tuviese la culpa..
No quiero obsesionarme con esto pero para ser sincera no sé muy bien cómo evitarlo como tampoco sé como volver a motivarme con el trabajo..
En fin tendré que repetirme eso de “no hay mal que 100 años dure” y “peor podría estar”

Palabrita de la niña ratón

8 comentarios:

  1. Después de leer los planes que tenía el universo para tí, tal y como pone en la barra lateral (aunque no está terminada de explicar la hitoría del todo vamos...) solo se me ocurre que tienes una historía bonita de verdad. Que cada cosa llega a su tiempo, y hay más días que longanizas! A veces toca trabajar, otras disfrutar, pero todo llega a su debido tiempo. Ni antes ni después, seguro!

    Venga, sé un poco más positiva frente a lo que te preocupa. Intentar tener pensamientos positivos, cuesta su trabajo, pero tiene su recompensa.

    Cagontó, australia debe molar un montón. Costas, o también interior? Esas rebelaciones son causa del espiritu Uluru? xD

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que estés de vuelta, aunque no sé si alegrarme porque la entrada es muy triste.
    En lo del trabajo te entiendo perfectamente, me siento muy identificada ¡en todo!
    Lo de los niños tú misma lo dices: paciencia que es la madre de la ciencia

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola chicos:

    Muchas gracias por vuestros animos.

    Quico he estado visitando la página de tu entrada, la de "Visto en FB" y me he estado riendo un rato, me ha alegrado la tarde.
    Y si, Australia mola unnnnnn mooonton, fuimos de sur a norte, desierto rojo y barrera de coral incluida.. y aunque las revelaciones se iban barruntando de antes, el Uluru hubiese sido un sitio ideal.
    Me alegra que te guste la historia, un día la terminaré..
    Hola Naray:
    Se que lo del trabajo es temporal, ya que no deja de ser un trabajo, pero claro pasar 8 horas diarias en un sitio donde no quieres estar.. en fin... ya pasará.
    Y lo de los bebes... cuando tenga que ser será, solo espero no ponerme un poco histérica con el tema..prometo entradas más alegres en breve.
    Un besote a los dos

    ResponderEliminar
  4. Hola un ratón, dichosos los ojos que te leen,ya pensabamos que nos habías abandonado, me alegro de lo del viaje, te pegas una vida de marquesa.
    Respecto a los ratoncitos, no desesperes que ya llegarán; y lo del trabajo, tranquila y piensalo bien.
    Un beso y no nos tengan tanto tiempo en ascuas.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ricardo:

    Gracias por tu comentario, ojala y fuese una vida de marquesa, así no tendría el problema del trabajo :), bueno es que ayer estaba un poco de bajón, pero hoy ya estoy mejor.
    Y como ya estoy mejor, he vuelto a retomar lo de escribir el blog y leer el de los demás.
    Ya se que he de tener paciencia, pero a veces me resulta difícil controlarme, aunque sin duda es un buen ejercicio para mi paciencia que seguro me vendrá bien para el futuro.
    Bueno Ricardo, como he dicho prometo entradas mucho más alegres y espero verte por aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Mujer, no te desesperes la primera vez. Es verdad que es muy difícil no obsesionarse, pero seguro que tienes tiempo, aunque no sé qué edad tienes. Yo tuve a mi hijo a los 32, hace 11 años, y a los 42 quise tener otro. Me quedé embarazada a la segunda vez, pero tuve un aborto muy pronto. Luego estuve con inseminaciones porque mi marido pasa mucho tiempo fuera y a mí ya no me sobra el tiempo, y cuando había tirado la toalla y lo iba a hacer in vitro, me quedé sin esperarlo. Ya estoy de 16 semanas, ya verás como ocurre cuando menos te lo esperes ;).

    Espero con ganas ese post de Australia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena Su!!! Como me alegro por ti!!
    Para serte sincera ahora estoy un poquito más concienciada de que no pasa nada si tardamos en quedarnos embarazados, pero es que me convencí tanto tanto de que seguro que si que cuando fue que no me lleve un chasco.
    Pero me pasa con todo tiendo a crearme muchas expectativas respecto a las cosas y a las personas y a menudo me llevo el chasco, y mira que me digo "no te ilusiones antes" pero no soy capaz jijijij.
    Tengo 28 años (dentro de nada 29) para mi es una edad perfecta, pero si he de esperarme, pues lo haré.
    Muchas gracias por tus ánimos, y en cuanto tenga algo de tiempo haré el post de Australia, que se merece que le dedique un tiempo.

    ResponderEliminar
  8. 28 años! Con esa edad te lo puedes tomar con mucha calma, aunque entiendo las prisas, a mí me pasa lo mismo siempre. Suerte!

    ResponderEliminar