miércoles, 13 de octubre de 2010

GILIPOLLAS

¿Qué es ser un gilipollas?

Definición: Carente de inteligencia o de experiencia mundana

In Inglishpitinguils: Jerk

¿El Gilipollas nace o se hace? Después de pensarlo intensamente creo que se hacen porque si se comprobase que un gilipollas nace así, habría que inventar alguna una prueba para detectar que un niño va a ser toda su vida un gilipollas, y así poder intentar encontrar una solución, ahorraríamos muchos disgustos a mucha gente.
El gilipollas también es conocido como tontolhaba, tontoalastres, bobochorra etc..
Hay muchísimas clases de gilipollas pero para mí hay cosas que todos los gilipollas de mundo independientemente de la nacionalidad, raza, sexo o religión tienen en común:

  1. El gilipollas autentico habla más que nadie y de todo sabe, intentando ocultar así su ignorancia.
  2. El gilipollas clásico desintoniza entre lo que se cree que es y lo que es realmente y no suelen dar su brazo a torcer nunca aunque sea obvio que están equivocados
  3. Podrás distinguir a un gilipollas clásico porque esta normalmente rodeado por lameculos, que no por estar a su lado significa que no sepan que es gilipollas, sino que como buenos lameculos saben que de un gilipollas pueden  aprovecharse, y aún el gilipollas pensará que son amigos suyos.
  4. Gilipollas es el que se cree gracioso y es el único que no se da cuenta de que la gente no se ríe con el sino de el.
  5. El gilipollas autentico está encantado de haberse conocido, y no conoce ni es capaz de concebir otra cosa.


Podréis pensar, bueno nadie está exento de sufrir un ataque de gilipollez de vez en cuando, efectivamente, es lo que yo llamo “la tontuna pasajera”, uno/a al cabo de la vida hace muchísimas gilipolleces, tonterías ya sea por amor, por pura estupidez, por alcohol (quien no ha hecho gilipolleces yendo borracho/a)inducidos por un gilipollas autentico…no se sabe..pero cuando esto pasa, al cabo de un tiempo la persona que no es gilipollas natural se da cuenta del ridículo o lo estúpido que fue haciendo o diciendo tal cosa.

Como ya he dicho hay muchos tipos de gilipollas, por poner algún ejemplo esta:
  • El gilipollas farandulero: Que se cree mejor que los demás por salir en algún medio de comunicación y lo que hace es el ridículo cada vez que habla
  • El gilipollas autoritario o jefecillo: creo que no hace falta que lo explique….
  • El gilipollas salvapatrias. Piensan que tienen la verdad absoluta y no dudan en sacrificar a cualquier persona a sus fines exaltados.
  • El gilipollas deportivo: El que pasa de ser un aficionado o fan de algún equipo a ser un intransigente que como vea a menos de 100 metros a alguien con colores de otro equipo se vuelve violento.
  • El gilipollas nacionalista: Suelen ser gilipollas que no han salido de su país y que consideran que tienen lo mejor dentro y no tienen porque viajar, porque lo de fuera es una mierda.


La lista es extensa pero lo dejaré ahí, seguro que muchos de vosotros estáis rodeados de algunos de estos, tened cuidado a veces es contagioso.

¿Tenéis algún gilipollas que añadir a la lista?


Palabrita de la niña ratón

7 comentarios:

  1. Jo que bajón! menos mal que has puesto que si no se es gilipollas natural es algo pasajero! Alguna conducta gilipollesca de esas he tenido seguro!xD Me imagino que también depende desde el cristal con qué te miren... jeje

    Yo añadiría el gilipollas conductor! De esos hay miles!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Quico:

    TTOOOODDDOSSSSSS y TOOODASSSSSS hemos tenido conductas de tontuna pasajera..
    Efectivamente siempre puede parecerte que alguien es gilipollas por alguna actitud y a otra persona parecerle encantador, pero el que es gilipollas natural, lo es independientemente del cristal con el que mires, y tarde o temprano saldrá a la luz.. jjijij.
    Uy si, el gilipollas conductor, de esos hay muchos!!
    Un saludin

    ResponderEliminar
  3. Excelente definición de gilipollas. No se puede decir más ni mejor.
    Esto me viene a decir que, por desgracia, has tenido a muchos gilipollas cerca. Lo siento

    ResponderEliminar
  4. Hola Naray:

    De todo se aprende, hasta de los gilipollas, aprendes a detectar enseguida cuando alguien es un gilipollas y cuando estas empezando a hacer el idiota y comportándote como uno de ellos. ¡¡Nadie estamos a salvo!! ajajaja.

    ResponderEliminar
  5. Querida ratoncita... Espero que te guste:

    Origen de la palabra *GILIPOLLAS* --
    En Madrid hay una calle llamada de Gil Imón, haciendo de travesaño entre el Paseo Imperial y la Ronda de Segovia, para más señas.
    Es una calle dedicada al que fue alcalde de la capital, D. Gil Imón, por los tiempos de doña Mariquita de mi corazón, cuando el duque de Osuna organizaba sus célebres bailes, a los que acudía la crema social, para poner en el escaparate familiar a lindas damitas de la buena sociedad como oferta casadera, las cuales acudían ataviadas con su miriñaque de fino muaré. A las damitas de entonces se les aplicaba el apelativo de "pollas", que en el DRAE llevan, como sexta acepción, figurada y familiarmente, el significado de jovencitas, algo que hoy se ignora, porque en la actualidad se ha vuelto recio y tosco; la polla de entonces es la "tía" de ahora aunque las mentes malévolas hayan sustituido el significado antiguo por otro de morbosas connotaciones.
    A lo que voy:
    El tal don Gil era un personaje de relieve (la prueba está en que tiene dedicada una calle) y su nombre aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad de las revistas del corazón de la época. El hombre, después de atender a los acuciantes problemas que su cargo de alcalde comportaba, se sentía obligado a responsabilizarse de sus deberes familiares, como buen padre. Tenía dos hijas en edad de merecer, feas ellas, no muy sobradas de gracejo, y hasta un tantico tontuelas. Y se hacía acompañar por ellas a todos aquellos sitios a los que, invitado como primera autoridad municipal, tenía que acudir.
    Él, en su fuero interno, acudía no como primera autoridad municipal, sino como primera autoridad familiar. Tras la imponencia de unos bigotes municipales, se ocultaba un corazón de padre.
    ¿Ha llegado ya D. Gil?
    Sí, ya ha llegado D. Gil y, como siempre, viene acompañado de sus pollas.
    D. Gil departía animadamente con los próceres de la actualidad, y, mientras tanto, sus pollitas iban a ocupar algún asiento que descubrieran desocupado, a esperar a que algún pollo (en masculino, solía aderezarse con pera, es decir: "pollo-pera") se les acercase, cosa siempre poco probable. Pocas veces había alguien que les dijera "hazte p'allá", como dicen en Carrizosa.
    La situación, una y otra vez repetida, dio lugar a la asociación mental de tontuelidad con D. Gil y sus pollas. Y cundió la especie por "el todo Madrid", que compuso una palabra especial, castiza, nacida en Madrid y puesta en circulación con el marchamo del Oso y el Madroño, siendo después exportada al resto de España y ganándose a pulso el derecho de entrar en la Real Academia Española (RAE).
    En castellano, es usual la composición de palabras: verdinegro (verde y negro), pavitonto (pavo y tonto), coliflor (col y flor) ¡Mira que ya hace años que D. Máximo nos enseñaba en la escuela a descomponer estas palabras!
    Antes podía decirse: Bambarria, menguado, zampatortas, chirrichote, rudo, zamacuco, papanatas, tolondro, ciruelo, zote, mamacallos, mameluco, majadero, zopenco, mastuerzo, borrico, tonto, necio, obtuso, imbécil, mentecato, idiota, torpe, lelo (Sinónimos del Diccionario Ideológico de Casares).
    Pero ¿cómo describir esa circunstancia tan compleja de tontuelidad inconsciente? Decía padre Ramón que “el que es tonto y lo sabe no es tonto del tó”. Los imaginativos y bien humorados madrileños lo tuvieron fácil: para expresar la idea de tontuelo, tontainas, tontucio, tontuelidad integral, inconsciente ‹lo de con malicia o sin malicia es otra cuestión; con el tiempo, habrá de todo. ¡Ya está! Gil (D. Gil)-y-pollas (las dos jovencitas hijas suyas) = gil-i-pollas. Estos madrileños son la releche.
    A lo largo de la historia, el vocablo ha sufrido avatares de toda índole, hasta que, por fin, la RAE, haciendo gala de su lema "limpia, fija y da esplendor", ha limpiado la palabra, la ha fijado, le ha dado esplendor y le ha dispensado digna acogida en su diccionario.

    ResponderEliminar
  6. Querida ratoncita... qué casualidad!
    Estuve yo hace pocas fechas con mi familia debatiendo y dilucidando acerca de tan bello término.
    Nuestra sorpresa llegó cuando leímos esto:
    http://comunidad.terra.es/forums/thread/12548404.aspx

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Muy bueno Maidea!! Yo había oído otra cosa, pero esta explicación de donde viene la palabra me gusta mucho más, pero sobre todo me quedo con dos adjetivos que me encantan y que la gente utiliza poco para describir a tales personajes: papanatas y mentecato, aunque zote y bambarria también me gustan bastante.
    Un saludo y nos vemos en tu blog :)

    ResponderEliminar