viernes, 24 de diciembre de 2010

Huevo Huero

Desde luego las Navidades no son mi época favorita, lamentablemente siempre me ha traído momentos muy duros de vivir, quizá sea casualidad o quizá no, el caso es que este año pensaba que pasaría unas navidades tranquilas y “felices” pero está visto que no es mi época.

Ayer por fin fui a mi primera ecografía, iba muerta de miedo pero a la vez entusiasmada,  llegue con mi sr.ratón y me toco un ginecólogo que no era el mío pero que era un hombre muy agradable y muy buen médico, al menos eso me pareció a mí. Me hizo las preguntas de rigor y me paso a hacerme la ecografía, no me vais a creer pero mientras me estaba quitando la ropa y poniendo los pies en los estribos ya sabía que iba a pasar.

Entro el doctor con mi Sr. Ratón y  dijo.

Bueno, vamos a ver, bueno aquí esta.

¿De verdad? –pregunte yo, no veía el monitor

Bueno el saco esta- Al decirme esto lo tenía clarísimo, si el doctor no decía nada más es que el embrión no estaba, me empezaron a temblar las piernas, veía a mi sr.ratón con cara de no entender nada, me sentí fatal por el, por estar haciéndole pasar por esto, está claro es mi marido y estamos los dos en esto, pero sentí un profunda tristeza.

Después de un minuto el doctor giro la pantalla y me dijo, “mira tienes el saco, pero el embrión no está, puede que sea por dos posibilidades la primera es que estés de menos tiempo y el embrión sea pequeño y aún no lo veamos y  la otra es que sea lo que llamamos un huevo huero, que el embrión por lo que fuese tuviese alguna malformación y tu cuerpo haya reabsorbido las células”.

A partir de ese momento deje de escuchar, los oídos se me cerraron, el cerebro se bloqueo y ya no quería oír más, había pensado que esto podía pasarme, de hecho lo había pensado mucho, pero lo descarte.

Cuando salieron y me dejaron para que me vistiese apenas podía ponerme el pantalón, oía al doctor preguntar cosas y a mi sr.ratón contestar, creo que al ver que yo no contestaba, estaba tan concentrada en no llorar que las palabras no llegaban a la garganta.

Por fin salí, y el doctor  muy amable me preguntaba cosas y me explicaba que podía pasar pero a penas estaba oyendo nada, oía “aborto”, “urgencias” “intervención” “estudio de tu proteína S”, y nada más.

Salimos y mi sr.ratón fue el que se encargo de pedirme la cita para todo lo que me habían dicho y luego en casa cuando estaba un poco más calmada de explicarme que puedo abortar durante esta semana de forma natural si es que es un huevo huero y que de ser así debo ir a urgencias, y que sino la semana que viene me harán la otra eco y si aún no hay nada programar una “intervención” para quitármelo.

No os puedo describir que se siente exactamente, es una mezcla de frustración, te sientes impotente, estúpida por haberte hecho ilusiones y haberlo dicho a la gente (menos mal que no a muchos) y extraña porque tú sientes que ahí hay algo, pero ahora tengo que vivir con la realidad de que no hay nada solo un saco de liquido.

He pasado una noche toledana, y para ser sincera he agradecido mucho venir hoy a trabajar, se que en mi casa hubiese estado mucho peor, no sé cómo superarlo y cuanto me va a llevar, ni siquiera si algo así se supera alguna vez, pero no me queda otra, así que no me queda otra que tirar para adelante y dejar que las cosas sigan su curso.

Pensareis que he perdido la esperanza muy pronto, la verdad es que si, para mi es más fácil pensar que lo malo va a pasar que no mantener una semana más una ilusión y que dentro de una semana me lleve otro sofocon, así es como la vida me enseño a vivir, sin esperar nada de nada ni de nadie, y cuando te viene te alegras pero cuando no ya estas prevenido, lo sé, quizá es una manera un poco escéptica de vivir, pero quizá si hubiese hecho eso, hoy no me dolería tanto como me duele perder algo que nunca tuve.

Por lo demás siento escribir algo tan triste hoy, espero que tengáis una Feliz Nochebuena y Feliz Navidad, nos vemos a la vuelta.


Palabrita de la niña ratón

15 comentarios:

  1. Es difícil encontrar palabras de consuelo. Lo siento mucho, pero mejor intenta estar todo lo tranquila que puedas durante esta semana. Nadie sabe lo qué te dirán, así que mejor no dejar correr la imaginación ni para lo bueno ni para lo malo.

    Venga, ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Quico;

    Lo cierto es que es más fácil decirlo que hacerlo, aunque bueno después de desahogarme no quiero recrearme en esto, lo que tenga que ser será.
    Gracias por el animo.

    Un besete

    ResponderEliminar
  3. Entiendo que nada de lo que te pueda decir podría animarte... pero querría decirte que tu sueño llegará y que ahora tienes que cuidarte mucho, que te mimen mucho (sobre todo tu Sr. Ratón, a quien tienes que mimar mucho tú también) e intentar ser lo más positivos posible.
    Muchos besos y mucho ánimo

    ResponderEliminar
  4. Se lo que sientes ...
    Según un Proverbio Judío:
    "El que no puede sobrellevar lo malo no vive para ver lo bueno".
    Se fuerte...quedan muchas cosas buenas por vivir y por ver.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Nada de lo que te digamos va a hacer que te sientas mejor en estos momentos, pero dentro de unos días lo verás de otra manera. Mucho ánimo guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo siento muchísimo, pero no te desanimes. Desahogate, no te guardes nada. Sé de amigas que pasaron por algo parecido y tendrías que ver qué niñas más bonicas tienen ahora.

    ¡¡Y no pierdas la esperanza!!

    Un abrazo

    Verónica

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos/as por vuestro apoyo.
    Esto es solo parte de lo que a cada uno nos toca vivir en la vida, ya he pasado por muchas cosas, y esta también la superaré.

    Si no esta escrito que deba ser madre de momento, nada puedo hacer para cambiarlo, así que no me queda otra que seguir para adelante.

    Lo dicho, muchas gracias y que paseis buenas fiestas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Siento mucho que hayas tenido que escribir esta entrada, espero que dentro de poco tiempo nos puedas escribir otra mucho mejor.

    Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  9. Vaya... lo siento... sé como te sientes porque a mí me pasó algo parecido hace un año y medio. Te lo cuento por si te sirve de algo: al final de la semana 6 fui a hacerme la primera ecografía y no se veía latido. Volví en la semana 8 y había latido pero el embrión era muy pequeño, como de dos semanas menos, y me dijo que esperara una semana más para ver si crecía o se paraba, porque podía ser que no fuera viable por algún problema genético. Aunque en esa semana me preparé para lo peor, no dejaba de tener la esperanza de que hubiera crecido. Pero no, se había parado y como mi marido estaba de viaje muy lejos y sin posibilidad de venir con facilidad, esperé una semana para ver si le daba tiempo a llegar para el legrado. Al final tampoco llegó a tiempo porque a la semana empecé a manchar y hubo que provocarmelo. El caso es que los primeros días son los más duros, luego lo aceptas y lo sigues intentando, que al final sale. Yo tenía 42 años y la falta de tiempo me agobiaba muchísimo, pero ya ves, un año después me volví a quedar y ya estoy de seis meses. A veces cuesta llegar, pero cuando lo tienes casi te compensa la espera. Y si no sale en un tiempo, hay más maneras de quedarse, seguro que lo conseguirás.

    Ya sabes, lo que no te mata te hace más fuerte, es totalmente cierto, así que ánimo! Yo esta vez se lo conté a todo el mundo al principio porque pensé "total, si tengo un aborto se van a enterar igual, así que mejor lo disfruto, dure lo que dure". No pierdas la ilusión, que tienes tiempo de sobra.

    Bueno, vaya rollo te he soltado... Un beso y ánimo! ;)

    ResponderEliminar
  10. juer...Sé que nada de lo que te digamos puede consolarte...
    En fin, espero que todo salga bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Su:;

    Gracias por compartir tu experiencia conmigo, se que no soy ni la primera ni la ultima mujer a la que le pase esto, y el tiempo cura todo y uno sigue adelante, de hecho por todas las cositas que tengo (de salud me refiero) estaba sorprendida de que saliese bien a la primera, aunque no deja de ser duro.
    Un beso y gracias de nuevo

    Hola Juno;

    Gracias por tus animos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Limón;

    Si eso espero yo también.
    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Ratoncilla, lo siento muchisimo. No pierdas la esperanza, sé que es fácil de decir pero estoy con Verónica conozco, por desgracia, algunos casos como el tuyo y ahora son unas madrazas
    ¡¡Miles de besos de los que suenan!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias Naray, no te preocupes no me doy por vencida, si no tenía que ser ahora, pro algo será, ya vendrán otros proyectos de ratón y alguno habrá de salir bien.
    Un besete

    ResponderEliminar
  15. Lo siento mucho, de veras... Sé que no hay palabras que te puedan animar en este momento, pero no pierdas la esperanza, ok?

    Un beso muy fuerte y ánimo!!!

    ResponderEliminar