miércoles, 8 de junio de 2011

Aventuras de una gata en la casa de un ratón.

Lo de mi gata es de traca paca, si si, soy un ratón que tiene gato ¿Qué pasa? Cosas más raras se han visto, mira mi amiga Maripi que tenía un gallo de mascota que se trajo del pueblo y lo sacaba a pasear por las calles de Madrid con correa y todo.

De hecho teníamos dos gatos, un gato y una gata, nos los encontramos un día en la pista de paddle,(si tengo pista de paddle en la urbanización y no, no tengo ni puta idea de jugar…), y me miraron con esos ojillos como el gato con botas de Shrek que aunque soy alérgica, me los lleve a casa, bueno para ser sinceros el gato nos siguió hasta casa y la gata aunque estaba muerta de miedo iba siguiendo a su hermano , con lo que llegaron a nuestro jardín, que pequeñicos eran…eran más monos, y por supuesto como casi todo el mundo que ha adoptado alguna vez un animal mi sr.ratón y yo nos miramos y dijimos “¿nos los quedamos?” “Ay, si, que son muy tiernos”

Así empezó nuestra vida con los dos nuevos miembros de la familia, por supuesto lo primero fue operar al gato porque ya empezaba con el celo y lo ponía todo perdido y además no dejaba a la gata tranquila y yo le gritaba ¡¡pero que es tu hermana, que eso es incesto!!...pero es lo que tiene el mundo animal que no distinguen. Total que al final le operamos al pobrecito que cuando llego a casa nos miraba como diciendo ¿Qué me habéis hecho cabrones? Pero al poco se le paso y empezó a engordar y engordar y engordar hasta que parecía el primo hermano de Gardfield…
Ambos eran buenísimos, aunque de vez en cuando se escapaban y se colaban en otro jardines donde había perros y los vecinos nos la tenían jurada pero eran gatos buenos, nunca arañaban a nadie, (solo cuando queríamos bañarles)y es que los gatos son muy suyos para eso del agua, que  por más que insisto que la lengua para limpiarse no es suficiente, ellos erre, que erre..que ni poniéndoles el agua templadita y baño de espuma les gusta..y mucho pero es secarles claro..

Hace un año mi gato, Micky, salió un día a dar un paseo y nunca más volvió, pensamos que alguien se lo pudo quedar porque estaba rollizo, se iba con todo el mundo, y era un Gato-Perro, al que le gustaba que le rascasen la tripa poniéndose panza arriba y le tirabas canicas y te las traía de vuelta, en fin, que pensamos que como era tan cariñoso, alguien decidió de que el collar que tenia puesto no significaba que el gato fuese de alguien, y diréis a lo mejor se fue por su propio  pie o le paso algo, desde luego que se pudo ir, se iba muchas veces pero por la noche siempre volvía porque sabía que había comida (ya os he dicho que era como Gardfiled), y pasarle algo, hombre le podía haber atropellado un coche, pero lo cierto es que le buscamos por todos los sitios y no le encontramos ni vivo ni muerto, así que la gata se quedo solita, teníais que ver cómo le llamaba por las noches, sobre todo cuando la operamos a ella también porque en un año se quedo preñada dos veces y ocho gatitos nos parecían muchos, menos mal que los pudimos regalar a todos, así que allí estaba ella por las noches solita maullando o haciendo el ruido raro que hace esperando a que su hermano del alma volviese pero no volvió.

Así que paso a ser la prefe en la casa, y es que tiene unas cosas… ayer mismo estábamos solitas en casa, mi sr.ratón anda de viaje, y estaba yo haciéndome la cena, una ensaladita de pollo con manzana, y la veo que viene corriendo, ella sabe que yo no la suelo dar de comer en la cocina, porque no me gusta que este en la cocina donde hay comida y ella suelta pelos… pero la de repente se quda parada en la puerta mirándome como diciendo “que bien huele ¿no me vas a dar?”, la miro y por mirarla se me cae un trocito de pollo, y ella viene casi volando con la intención de cogerlo y salir corriendo para que no la diga nada, pero claro el pollo está caliente, muy caliente, así q cuando se acerca y planta el morro pega un saltito hacia atrás y hace un ruidito como “ondie que me quemo”, y luego otro de frustración y mientras tanto me observa con el reojillo porque se lo quiere llevar antes de que la diga que se tiene que ir de la cocina, así que saca una uñita y le va dando golpes de pared a pared hasta que lo saca de la cocina (no me digáis que no es ingeniosa la jodia..) y cuando me asomo estaba sentada delante del trozo de pollo esperando a que se enfriase y yo desde la cocina “Andreita comete el pollo coño”, jijijijiji (es lo que tiene estar sola en casa haces el mongolo y nadie se da cuenta), al final se lo zampa y se vuelve a su sitio en el sofá, me siento a la mesa me llevo mi ensalada y se pone en posición de “voy o no voy”, si fuese que está aquí mi sr. Ratón no lo dudaría vendría y se enroscaría entre las patas de la mesa y nuestras piernas para que le diésemos algo, pero sabe que estando yo sola durante la cena no la voy a dar nada, ella tiene su cuenco y su turno de cena.

Cuando termino y me levanto se pone como loca, sabe que le toca, hace como que maúlla, pero el ruido que hace parece más bien un gritito contenido, la pobre sabe maullar, no ha sabido nunca, así que cojo una lata de taquitos de carne de buey con nosequeotracosa, y silbo, cuando silbamos ella sabe que va a comer, así que se pone como alma que lleva el diablo y sale disparada hacia el jardín, el problema es que ayer la puerta de cristal estaba cerrada y se dio un tortazo la pobre mía, quería no reírme pero me entro la flojera y no podía ni dar un paso y la pobre gata detrás de mí como diciendo “¿Dónde estoy, quién soy? Y hasta que no pase yo por la puerta no se atrevió a pasar y luego pensé…o ella esta medio ciega o yo tengo los cristales muy limpios.

La dejo la comida en su cuenquito y le doy las buenas noches. “Buenas noches Minnie”, ella me mira y se vuelve creo que quiere decir “si ahora me das las buenas noches, pero bien que te estabas descojonándote de mí”…



Palabrita de la niña ratón

16 comentarios:

  1. jajajja, qué cosa más graciosa!!!! Lo de sacar el pollo de la cocina dándole golpecitos me ha dejado loca...que lista la tía! xD

    1besico!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja! Qué gata más graciosa! Me la he imaginado totalmente!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Mira que reírte del tortazo que se dio...

    No se le va a olvidar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja que gracia me ha hecho esta entrada. Es que son la leche de listos. Yo también he tenido gata (ahora vive con mi padre que la tiene súper malcriada) y tiene unas cosas que te partes de risa.
    La mía apareció un día entre la persiana y una ventana cerrada maullando como loca ¿como llegó hasta ahí?... creo que la abducieron los gatos extraterrestres y la dejaron en mal sito jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Hola Fiona:

    Es que la minnie por el pollo MA-TA.. jijijijij, anda que no es glotona. un besito

    Hola Lore:

    La verdad que tiene unas cosas que me alucinan para ser gato, que suelen ser más independientes no se separa de nosotros para nada, no le gusta estar sola. un beso

    Hola Toro:

    Todavía esta un poco indignada conmigo y ayer aunque revoloteada cuando la dijimos que a comer hasta que no pasamos nosotros por la puerta no paso jijijij, pobreta!. un besito

    Hola Naray:
    Te entiendo perfectamente , el gato que era más explorador, un día lo encontramos dentro de la lavadora, y otro día atenta, DENTRO DE LA NEVERA, menos mal que como estaba tan gordo que la nevera no se cerraba..¡¡¿Como consiguió abrir la puerta de la nevera??!! es un misterio sin resolver. un besito

    ResponderEliminar
  6. ¿Dentro de la nevera? jajajajajajaja ¡me parto! ¿Donde está Iker Jiménez cuando se le necesita? xDD

    ResponderEliminar
  7. Te lo prometo, tenias que ver las caras que se nos quedaron,cuando ¿donde esta el gato, donde esta el gat......¡¡pero que haces ahí!!!!!

    ResponderEliminar
  8. JAJAJJAAJ! pero que graciosa que debe ser...
    pro cierto... No sabe maullar??? pobre... ajajaj

    ResponderEliminar
  9. Hola guapas:

    No sabe maullar la pobre, ahora que para nosotros mejor...
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pobrecilla!! Aunque tuvo que ser de coña!! jijiji

    ResponderEliminar
  11. Hola Aliena:

    Pues si todavía me acuerdo y me río, pobrecilla. un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa!!
    Primero, me he muerto de la envidia que tengas una casa con jardín!! qué guay, nosotros buscamos una para cuando compremos pero a saber!

    Segundo, qué mona tu gata! cuando son abandonados o callejeros yo creo que se vuelven un poco más cariñosos cuando alguien les da un techo y comida, pero pobrecilla, vaya golpe!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Hola Kat:

    Bueno no te imagines un pedazo de jardín, porque es más bien una terraza grande que le pusimos césped, pero al ser un bajo tiene más pinta de jardín.
    Yo he tenido mucha suerte ambos gatos han sido siempre muy buenos y cariñosos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Qué pena lo del gatito, pero si dices que entraba a casas con perros, no quiero desilusionarte. Mi anterior perro era un gaticida, entraban a robarle la comida y bueno, mejor no digo cómo acaba la cosa algunas veces, aunque solo algunas, la mayoría se iban tan campantes con su cena.

    La verdad, sean perros o gatos, hacen mucha compañía. Yo también tengo conversaciones con mi perra. Como algún día nos contesten vamos a flipar.

    ResponderEliminar
  15. Mi perro tampoco sabe ladrar, jajaj, hace como un gritito pero casi que mejor oye!

    ResponderEliminar
  16. Hola Vero:

    Podria ser aunque estos no entraban a los jardines isno que se paseaban por la valla de arriba volviendo a los pobres perros locos, a lo mejor le pillaron fuera y dijeron ahora vas a vacilar a quien yo te diga... aunque no se.. quiero pensar que lo tiene alguna familia :)

    Hola Fiona:

    Si la verdad, mejor así porque sino a veces te taladran la cabeza.
    Besos

    ResponderEliminar